Imagen de fonfo

¿Quién paga qué en un contrato de alquiler?

Yovivi / Gastos  / ¿Quién paga qué en un contrato de alquiler?

¿Quién paga qué en un contrato de alquiler?

Cuando una vivienda se alquila se generan muchas dudas sobre quién tiene que pagar los gastos del contrato de alquiler. El inquilino se pregunta hasta dónde es justo que asuma ciertos gastos. Conviene saber qué es lo que dice la legislación al respecto. Según lo publicado en el BOE, el reparto de las facturas es libre de pactarse entre arrendador y arrendatario.

A este respecto, el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAF) recuerda que “normalmente, los gastos generales, como son las cuotas de la comunidad de propietarios o el seguro de la vivienda, corresponden al arrendador, mientras que los servicios individualizados por aparatos contadores (agua, luz, teléfono, etc.) corren a cuenta del arrendatario.

El contrato manda, por eso es muy imporante leer bien el contrato de arrendamiento antes de firmar, porque lo que ponga ahí es lo que cuenta. La Ley impone cada vez menos reglas, pero sólo se aplican en lo que no precise el contrato.

A no ser que en el contrato de arrendamiento de vivienda diga lo contrario, así se reparten los gastos:

  • Arrendador: paga el IBI, la comunidad de vecinos, la tasa de basuras, el seguro de la casa y seguros de mantenimiento (caldera…).

El seguro, si cubre el continente, le corresponde pagarlo a la propiedad. El arrendatario podría contratar un seguro de responsabilidad civil que le cubrirá incidentes como dejarse las llaves dentro, inundación por grifo abierto o incluso incendios.

  • Inquilino: paga todo lo que puede medirse con contadores individuales, los suministros (el agua, la luz, el gas, el teléfono…).

 

Las averías

Todas las reparaciones que sean necesarias para que la vivienda tenga las condiciones de habitabilidad van a cargo del propietario, las consideradas “pequeñas averías” como cambio de bombillas, filtros, etc,  irán a cargo del inquilino. Si hablamos del mantenimiento y las averías de la caldera, las reparaciones las deberá abonar el propietario de la vivienda siempre que no esté especificado en el contrato lo contrario, como puede ser por el mal uso de este tipo de instalaciones por parte del inquilino, entonces sería este quién pagaría la reparación.

Seguro de impago en el caso de que el inquilino no pague.

Por sentido común debe pagarlo el arrendador porque es a él al que protege del impago. Cuestión distinta es que las partes acuerden en el contrato que lo asuma uno u otro. La Ley no dice nada al respecto y, por lo tanto, dicho acuerdo es válido.

Al entregar las llaves hay que tomarse su tiempo y revisar la casa, documentar por escrito los desperfectos y tratar de llegar a un acuerdo en el valor de los daños, que habrá de ser firmado por ambas partes. Hacer un estado de la vivienda antes de entrar evitará futuros problemas. Nuestra recomendación es que se hagan fotos y se envíen al propietario dentro de los primeros 15 días de entrar a vivir en la vivienda. Para agilizaos esta cuestión, hemos desarrollado un inventario que os podéis descargar con el fin de haceos más fácil la gestión.

Descarga aquí

Jorge Guillen

jorgeguillen@me.com

No hay comentarios

Hacer un comentario

No tienes permisos para registrarte

El enlace para cambiar la contraseña será enviado a tu correo electrónico